domingo, 29 de julio de 2007

Animales pequeños y tiernos


Pequeños animales de ganchillo que hacen feliz a los niños, aunque mis compañeras de trabajo hace días también estrujaron , sobaron, achucharon y aplastaron al pobre polluelo de la foto.


La casita de pájaros es de madera y barata (poco más de un euro). El niño dibujó pájaros y hojas a lápiz, después lo coloreó con acuarela con una pequeña ayuda final mía de repaso de huecos. Lo peor fue barnizarlo, si usaba un barniz no tóxico, ecológico tenía que ser al agua y borraba todo, he utilizado un barniz de manualidades, cerámico, y para quitar el fuerte olor y brillo le pasé un estropajo de lijar, suavemente.

El polluelo de ganchillo falla en su pico, parece un pato, pero con su madre ya haré el pico picudo, perdonad la redunda. Pero es bonito. A veces la gente cuando ve un muñeco mío me pregunta "para qué vale", sé que quieren preguntarme que en dónde se pondría para lucirlo, si en un broche o... pero valer valer no vale realmente nada, jeje.

La idea no es novedosa y parte de un post "la pecera de Fannie" de Urraca, quien nos traduce el patrón a castellano con permiso de su creadora, Fannie. Una idea preciosa, de las que a mi me maravillan.

Hace tiempo que sueño con colgar fuera de mi casa una casita para que críen los pájaros en libertad, como aún estamos en obras lo quise hacer con mis niños: unos pájaros en su casa de madera.
Otras ideas: una jaula de ganchillo y alambre y un loro, una tortuga en una cajita de arena y piedras... la del loro me encantaría realizarla pero antes tengo muchísimas cosas pendientes. No me olvido de Pilar ni de Wuniatu. A los pájaros quizás les haga un nido de ganchillo, a ver.


Quien se hizo famosa por sus pequeños animales es Ananö. Y no me extraña al ver el libro Ananö Cafe que comentara unos post más abajo, el de Rie Anahara. No se trata de un libro de patrones de muñecos, más bien de recetas e ideas, sólo para forofos de esta autora y como libro para admirar. Tiene un tamaño pequeño como de librito de manga y es de 2003.

No lo compréis si tenéis otros candidatos más prácticos. Yo lo adquirí porque me encantó la idea del vaso-pastel de gelatina y kiwi, fresas y me imagino que plátano con nata. El pequeño osito verde es Winky y por él tengo ganas de hacerme un muñeco de color kiwi.
El libro en Yesasia aquí.

Otro libro de Ananö que me encantaría pero que está agotado es Petit a petit, se puede ver algo del interior en la web, con paciencia si clicáis en el título, salen en flash algunas imágenes.


La creadora Rie, es decir, Ananö hace miniaturas de ositos muy conocidos y apreciados en Japón; son muy difíciles de conseguir y se venden al momento de salir al mercado. Parecen grandes, pero son muy pequeños, a veces como dedales. Para que valen? pues de principio ya para ilustrar unas más que probables riquísimas recetas...

13 comentarios:

Chikarue dijo...

osos!!!

Laurix dijo...

¡¡qué chula la casita para los pájaros!! Me encanta la idea!!

Patricia dijo...

Son una ricura¡¡¡ dan ganas de tenerlos todos, gracias por compartirlos

Isa dijo...

Qué cucadas esos ositos!
El pajarito te quedó precioso.

carment dijo...

Preciosos tus amigurimis ¿para qué valen? te preguntas pues como cualquier animal de peluche...¿no? pero con el valor añadido de ser totalmente artesanal y con la dificultad del ganchillo o agujas, el ser hecho con mucho cariño y unas cuantas horas de trabajo... ¿es poco?
Yo le comenté a una amiga de la infancia que hacía un gato a ganchillo y respondió :-¡tremenda horterada! (lo colgué en el blog y puedes ver cómo quedó) causa furor entre los peques y mayores y adorna mi coche nuevo con muchos más honores que cualquier muñeco de regalo.
Un saludito desde Rubí

Pilar dijo...

Son una preciosidad. Dan ganas de estrujarlos :)
Se me ocurre que se podría tambien hacer un movil con ellos, para que los mas pequeños disfruten de ellos sin miedo a que se atraganten.

silvia dijo...

preciosa la "casa-nido" muy muy artísitica...
creo que las cosas que hacemos sirven para disfrutar mientras las hacemos y luego cuando vemos las caras de felicidad de quien las reciben... al menos es lo que a mi me ocurre

Lía dijo...

Qué extraña manía la de tener que encontrarle utilidad a todo, no?
Me encanta la idea de la casita y el pajarillo, seguro que tu hijo a disfrutado un montón.
Mira, el otro día me acordé de tí leyendo este post sobre un libro que publicarán en unos meses sobre actividades para hacer con los peques:
http://soulemama.typepad.com/soulemama/2007/07/the-book-almost.html

sonia dijo...

como siempre que cantidad de buena informacion junta..precioso el patito..y la casita genial.
besos

Claudia Maquieira dijo...

Preciosas tus creaciones!!! como siempre. Te invito a pasar por mi blog ya que te he elegido para ser galardonada, besos

laura dijo...

Yo tengo Petit a Petit, puedo escanarte alguna cosa si estás interesada. Es un libro precioso, una delicia :)
Un besín

iris dijo...

Pasa a visitarme porque te he invitado para que formes parte de la Cadena de Amistad.
Cariños

Anónimo dijo...

Ese polluelo no puede quejarse de tan linda casa. Me gustó mucho la idea de la pecera también. De veras es siempre un placer cuando pones post nuevos.
Yho.